U n   ú l t i m o  i n t e n t o  q u i z á s  v a l g a  l a  p e n a


Él es como un mago, hace aparecer unos sentimientos hermosos, los más bellos que este ser mundano ha podido apreciar jamás, dentro de mí, aquí, dentro de mi jaula de vértebras y costillas.

Recibo ese amor con el mayor júbilo de mi existencia, recibo todo lo bueno que él me ofrece; es mucho, deseo poder contenerlo el mayor tiempo posible, y darle todo lo que yo tenga y me sea posible, aun si es poco y se me vaya la vida en ello. 




"Sometimes when you meet someone, there’s a click. I don’t believe in love at first sight but I believe in that click. Recognition." 
― Ann Aguirre, Blue Diablo

El beso

El mejor abrazo es cuando no sabes quién está curando a quién.

El beso, Klimt

Materializing wonders


Ven, bésame el alma.

Mi sol y mis estrellas



Vamos despacio, para encontrarnos.



En mi alma y corazón aun quedan vestigios de aquel dolor humanamente insoportable, pero hay algo en ti que me dice que tú no podrías propinarme más de eso, sé que puedo confiar en ti y en la insondabilidad de tus ojos sin párpados. Hoy no tengo miedo.
Lo etéreo que hay en mi ser se ha entregado a ti, y lo etéreo de tu ser ha sido bien recibido por los huecos de mi corazón, el que has ido llenando poco a poquito. 

Me encanta tu mente brillante, las caricias de tus dedos suaves, tu mirada que refleja y transmite paz y cariño. 


Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto.

Tanto te llamé y tanto te busqué, y hoy estás aquí. :)




Luna and the Whale II, 2011
Eugenio Cuttica
Hoy es uno de esos días en los que pensar es lo peor que me viene.
Uno de esos días en que el mundo se ha vuelto más pesado que de costumbre y la costumbre, es uno de esos días que no tengo ganas de existir, solo desaparecer, y desaparecer con muchas ganas, podría desaparecer gritando y riendo ahora mismo, bailando, pero no llorando.
Uno de esos días en que debo tanto a tanta gente, en que solo pienso en mandar todo a la mierda, soltar todo y largarme, ¡qué fascinante!, dijera Silvio.

Partir a un viaje a las estrellas, un viaje al inframundo, un viaje al centro de la tierra, a la luna, a Tomboctú... a la chingada.

Pasa que pesa mucho el pasado, el bagaje con el que viajo siempre y no deseo agregarle más peso, no; estoy cansada.